El beso de la actriz

1/1

Ángel Gómez Giraldo

Leyendo a Marilyn Monroe supe que era una “banana” mundial. La actriz en los años 60 ya era símbolo sexual femenino por la cual los hombres del mundo se “erizaban” y se despeinaban al verla en el cine.

Muchos hasta llegaron a perder los ojos cuando la veían hecha toda una tentación en la película “Los caballeros la prefieren rubias”. Sabedora de lo que tenía guardado para los más varones se sometió al truco de un ventilador que le levantó la falda en la calle frente a las cámaras, mostrándole a todos sus admiradores lo que les tenía guardado en la lonchera.Se dice que tuvo amoríos tanto con John F. Kennedy como con Bobby Kennedy poco antes de caer en el mal de la tristeza profunda, que le metió las pepas barbitúricas en la boca para un suicidio prematuro. Era rubia, diabla y ángel para el hombre que la quería tener cerca. Voluptuosa en extremo, como una fresa almibarada.


Creo que muchos hombres quienes la tenían como un amor platónico, ante su desaparición definitiva también intentaron ir al suicidio.
Cerré el libro de la nota biográfica de la Monroe (Las grandes entrevistas de la historia 1859-1992 edición de Chistopher Silvester) y pensé: “Me iré en busca de la actriz pereirana del momento”.
Hacia la actriz de teatro con todos los moños que tiene una mujer de vida escénica.

 

La búsquedaSalí pues a la calle moviendo los ojos como los mueve el camaleón, y nada.Mucha mujer, mas ninguna con movimiento de actriz de teatro, televisión o cine.Entonces me dirigí a donde hacen los actores y las actrices aquí: a la sede del Centro Cultural Lucy Tejada, en el corazón de Pereira.


Allí mismo, donde saben que el actor y la actriz hoy por hoy como lo fue durante las grandes transformaciones sociales del siglo XIX llevan al teatro mucho más público.
Puede parecer gracioso pero al llegar al Lucy Tejada me topé con Carolina Toro Rendón, estrella de la biblioteca Pública Municipal Ramón Correa.
Grande ella (es una mujer de un metro con 76 centímetros), pero estaba en traje de inventario por ser fin de año y la directora debe responder por los libros.
Y contó 36 mil volúmenes en la Ramón Correa y 24 mil en la biblioteca satélite de San Joaquín.
La saludé con una expresión compulsiva propia del que lleva en la mente algo que está buscando y no quiere olvidar: !Por Dios, la actriz!


Como no entendió, me solicitó ser más explícito y concreto. Le aclaré que buscaba a la actriz pereirana del momento.
- Ah, eso es otra cosa!... Y me recomendó comunicarme con Juana Valencia Gutiérrez, hecha actriz de teatro en la escena y para lo cual me suministró el número de su móvil.
“Como todo actor o actriz profesional, Juana Valencia Gutiérrez ejerce una especial fascinación sobre el público, se convierte en ídolo adorado y admirado, pues muchas veces el gran actor se interpreta a sí mismo y el personaje queda supeditado a su personalidad”.

Al día siguiente tuve su voz a través del teléfono diciéndome que aceptaba la invitación a una entrevista en la sede del periódico.“Eso sí, no voy a pedir perdón sino a decir que no tengo remordimientos de no haber hecho algo bueno para mí,” subrayó.

 

Con ella
Al día siguiente, a la hora que se levantan las personas que van a la cama no a dormir sino a pensar: 10 a. m., hizo presencia en el periódico. ¡Qué encuentro tan afectuoso! Fue como si ya nos hubiéramos conocido.
Mujer, joven mujer. El sol te tuvo para que fueras llena de energía a la escena. Te tatuó para reconocerte en la danza.Ojos hechos en la oscuridad de la noche pero con luz de luna llena.
Boca fina diseñada con sonrisa de diosa.
¿Cuerpo? Pues de actriz dietética con ansiedad en el camerino. Voz educada para el argumento dramatúrgico.


Actriz que viene de las artes visuales de la Universidad Tecnológica. De la Escuela de Teatro de la Secretaría de Cultura de Pereira con Claudia López.
A esta actriz le nacieron alas. Le crecieron con la danza que es para cuerpo libre.
Estudió danza en Bogotá y en el año 2006 creó con Wilmar Granada y Fredy Yate el primer grupo de danza contemporánea en Pereira.


- Pero usted es de teatro.
- Sí, me formé en el teatro. Actriz del grupo P’ lo que sea. Fundadora con el actor César Castaño de Teatro El Paso.
Es la coordinadora del programa de artes escénicas y danza de la Secretaría de Cultura de Pereira.
En el momento en que creyó oportuno dar por finalizada la entrevista, las actrices todas llevan una vida de afanes que vienen con la fama, se levantó con cierta sensualidad de la silla, me tomó de las manos y me dio un beso de despedida.
Y fue como el beso que hubiera querido recibir de la Marilyn Monroe...

  • actriz
  • cine

  Continúa Leyendo




Powered by