Comercio, adaptándose a un nuevo consumidor

1/1

 

Los cambios en el hábito de consumo; la irrupción de nuevos formatos de comercio; y la transformación de los hogares, son algunas de las variables que han incidido en la disminución de las tiendas retail o nuevas superficies en Colombia y el mundo, según lo expuso Rafael España, director económico de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco).

 


Durante su intervención en el Congreso Nacional de Comerciantes que se desarrolla en Pereira con su conferencia El apocalipsis del retail, ¿mito o realidad?, se refirió a que el cierre de negocios se ha dado más por el mal desempeño de la economía y por la mayor competencia en el comercio (interno y externo) que por la irrupción del comercio electrónico.

 

El caso ocurrido a inicio de año con el cierre de la tienda Jumbo de la avenida del Río en Pereira, recinto que fue la entrada de las grandes superficies a Pereira en el 2003, prendió las alarmas en el sector comercio de la ciudad. Hoy los hipermercados y grandes superficies han visto mermadas sus ventas y según España, es difícil que en los próximos años existan nuevas aperturas de estos formatos, sino que por el contrario, migran a espacios más pequeños y de otro tipo de ofertas que les permita subsistir.

 


A comienzos de siglo, la participación de los hipermercados en las ventas del comercio colombiano de gran consumo era del 22 %, hoy está en un dígito cercano al 8 %. “Han perdido terreno los hipermercados y las tiendas de barrio que pasaron de participaciones del 60 % al 45 %”, indicó.

 


Los grandes ganadores de los últimos años son los formatos de descuentos duros como Ara y D1, tiendas como en el caso de la primera que tuvieron su ingreso al país por el Eje Cafetero tras detectar la facilidad de hacer negocios en ciudades como Pereira y Manizales. “Hay que tener presente un concepto denominado la destrucción creativa. Es normal que siempre se abran y se cierren organizaciones. Siempre se están detectando oportunidades, así se hace empresa. Es la dinámica propia de los negocios, por lo que no debería ser un motivo de alarma”, contó.

 


Sin embargo, lo grave sería que los empresarios no detectarán esas señales que ocurren, incluso desde afuera del país. “La idea es que los empresarios estén alertas ante todo lo que sucede y así evitarse sorpresas desagradables”, afirmó Rafael España en diálogo con El Diario.

 



El consumo
Los hábitos de compra se han transformado. A los cambios en los establecimientos comerciales, es válido hacerle seguimiento permanente al asunto poblacional, lo que Rafael España catalogó como “la revolución silenciosa tiene que ver con la reducción del tamaño de los hogares. “Llenar carros de supermercado ya no tiene relevancia porque el tamaño de los hogares es menor”, mencionó.

 


Lo anterior, tiene que ver con variables que deben ser detectadas por los empresarios para que no cometan errores en cuanto a abrir grandes superficies, dado que las personas ya no compran grandes cantidades de comida, sino que prefieren hacerlo por fuera de los hogares.
“Inventé un concepto: no se puede hablar de supermercados, sino de restomercados, unión de restaurante con supermercados como acontece en países desarrollados. El espacio de destinación para llevar comida lista afuera o en el sitio, está creciendo. Son señales que el mercado lanza”, acotó.

  • pereira
  • risaralda
  • noticias
  • eje cafetero

  Continúa Leyendo




Powered by