Risaralda ya está en modo cosecha cafetera

1/1

 

La cosecha cafetera arrancó en Risaralda. En este segundo semestre del año se recoge el 70 % de la producción anual del departamento que se calcula en 5,2 millones de arrobas, significando ingresos por $ 500.000 millones. Sin embargo, la coyuntura de bajos precios de este año puede llevar a que dicho valor sea menor.

 


Para no dejar que el café se quede en los palos, el Comité Departamental de Cafeteros de Risaralda junto a otros actores puso en marcha el Plan Unidos por la Cosecha Cafetera, iniciativa encaminada a garantizar la suficiente mano de obra para la recolección, con precio racional, que no afecte la rentabilidad, que brinde las mejores garantías y bienestar a quienes participen de la cosecha.

 

De acuerdo con Jorge Humberto Echeverri Marulanda, director ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros de Risaralda, el plan cosecha contempla tres pilares: rentabilidad, seguridad y dignificar la labor de los recolectores.

 


En el aspecto de rentabilidad, el precio del grano ha tenido desde hace más de una semana un repunte importante por encima de los $ 700.000 la carga, valor que incidió para que la ayuda del gobierno a través del Incentivo Gubernamental para la Equidad Cafetera (IGEC) que consta de $ 100.000 millones para el sector no esté operando.

 


La reactivación del precio se asocia a la coyuntura política en Brasil, principal productor de café en el mundo, por lo que se espera que los valores del grano se mantengan en momentos en que Risaralda atraviesa por su cosecha principal.

 


Esa rentabilidad viene asociada con la labor que cumplirán los recolectores. “Iniciamos una nueva estrategia para la realización de un pago justo a los recolectores. En cada finca donde se acoja el Plan Unidos por la Cosecha Cafetera se realizará una inspección y ajuste a las balanzas donde se pesa el café. Allí se hará la entrega de un certificado que identificará y garantizará que en esa propiedad se le paga al recolector un precio justo por el café”, comentó Echeverri.

 


Sobre el aspecto de seguridad, se tendrá acompañamiento de la Policía Nacional y Ejército Nacional con el fin de que se cumplan las condiciones necesarias para que los recolectores y dueños de las fincas lleven a cabo su labor.

 


Entre las recomendaciones entregadas están: el evitar el transporte de café en las noches; las autoridades facilitarán el pago a los trabajadores en los comandos; patrullajes de Ejército y Policía en las zonas rural y urbana; y presencia de las autoridades en los días de mercado.

 


En cuanto al componente de dignificación de la labor cafetera, se espera la llegada de  recolectores de zonas como Cauca y Nariño. Según el Director Ejecutivo del Comité de Cafeteros, en Risaralda se requieren 45.000 recolectores: un 50 % lo pone el departamento y el otro 50 % se importa.

 


“Es fundamental la permanencia de recolectores en la zona cafetera ante la problemática. Aspiramos tener la mano de obra suficiente para que la cosecha cafetera avance sin dificultades de mano obra se deben garantizar condiciones favorables”, añadió.

 



Los actores
Dentro del Plan Cosecha en Risaralda se tiene la participación de varias instituciones. El Teniente Coronel y comandante del batallón San Mateo, César Augusto Rojas, aseguró que se tiene dispuesto un dispositivo en los 14 municipios, focalizados especialmente el occidente de Risaralda donde se concentra una alta producción.

 


“Para este plan cosecha se tienen dispuestos 915 hombres en todo el departamento en el área rural y las principales vías. Además se tiene un enlace estratégico con los presidentes de junta de acción comunal que ha permitido conocer las necesidades y focos de inseguridad para  atenderlos”, comentó.

 


Por su parte, el comandante de la Región 3 de la Policía Nacional, Brigadier General William Ernesto Ruiz, manifestó que tienen a disposición del Plan Cosecha 1300 hombres que realizarán actividades preventivas y si es necesario, reactivas en las zonas de recolección. “La prioridad será controlar el tráfico de estupefacientes que pueda permear el trabajo de los recolectores en las fincas”, dijo.

 

 

¿Arroba a más de $ 80.000?

Mientras que el gobernador de Risaralda, Sigifredo Salazar, aseguró que este año nuevamente atenderán el llamado de la institucionalidad cafetera y acompañarán la cosecha.
“Esta producción es muy importante porque son recursos que entrarán a la economía del departamento y beneficiarán a los municipios”, acotó.

 

 

El gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros publicó en su cuenta de Twitter una tabla de precios futuros de café y escribió que “vale la pena pensar en fijar parte de la producción del 2019”.

 

Al respecto, el presidente del Comité Departamental de Cafeteros de Risaralda, Franklin Echeverry le explicó a El Diario que la tabla publicada por Vélez corresponde a unas proyecciones que se hacen con función a unos algoritmos en cuanto a las variables que inciden en la cotización del grano. “Los valores muestran la posibilidad de una tendencia para que se den unos buenos futuros en la medida en que los cambios del contrato C en bolsa se mantengan. Sin embargo, son proyecciones que no permiten hacer posiciones reales en el precio”, aseguró.

 


Aunque la expectativa del gerente es que el mercado de café al 2020 tenga un precio futuro de $ 87.000, allí incidiría más el comportamiento en la bolsa que la proyección realizada. “El mensaje es estar atentos a qué momento se adquiere una rentabilidad con precio y tomar posiciones que exponga el comercializador oficial que es la cooperativa. Son subidas que se dan por instantes pero que también se pueden perder”, puntualizó.

  • pereira
  • risaralda
  • noticias
  • eje cafetero

  Continúa Leyendo




Powered by