Cultura cafetera hecha Parque Temático

1/1

El Parque Nacional del Café, entidad sin ánimo de lucro perteneciente a la Fundación Parque de la Cultura Cafetera, goza de una importante ubicación geográfica que lo sitúa a 20 minutos de Armenia, capital del departamento del Quindío y a 5 minutos del municipio de Montenegro.

El Parque Nacional del Café se construyó con el objetivo de resguardar los valores de la Cultura Cafetera, un 24 de febrero de 1995, por iniciativa de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia y el Comité Departamental de Cafeteros del Quindío, dando a conocer la importancia del café y del gremio cafetero en el desarrollo económico del país. 

El Parque está distribuido en tres zonas: la del Mirador y los Museos, la cual es considerada el área más cultural del lugar; ya que en ese lugar se localiza el Museo Nacional del Café, distribuido en 4 salas que ilustran sobre la botánica, el aspecto humano, la producción y la industrialización del grano de café. 

La Zona Cafetera donde se puede tener un contacto directo con la cultura paisa de la región, por medio de un gran Sendero Ecológico. Y por último, cuenta con la de Aventuras, donde se puede disfrutar de la mayoría de atracciones mecánicas y juegos del parque.

Lo primero que los viajeros visualizan a su llegada, es un mirador de 22 metros de altura, que se constituye como el símbolo del lugar. Desde esta estructura se puede apreciar casi por completo la majestuosidad del Parque y admirar la naturaleza que rodea a los municipios de Armenia, Montenegro y La Tebaida.

 

Adrenalina

En general, en El Parque Nacional del Café se pueden encontrar 19 atracciones mecánicas, entre ellas un teleférico que recorre 620 metros del parque entre 5 estaciones y la montaña rusa más grande de Latinoamérica; 15 atracciones temáticas como El Lago de las Fábulas, el cual se construyó en honor a Rafael Pombo y shows para toda la familia. Todas esta diversión va ligada al enriquecimiento arquitectónico, gastronómico y cultural de los caficultores colombianos.

Además, en este extraordinario parque se puede observar una réplica de la Plaza de Bolívar de Armenia, cómo era en 1928, disfrutar de un paseo por tierra del parque gracias al Tren del Café,  y Casas Típicas, de las que se tomaron las mejores fachadas de tipo Colonial del departamento del Quindío y se plasmaron: Montenegro, Calarcá, Circasia, Filandia, Salento; Capilla San Jerónimo.

 

Aporte

Un evidente antes y después se trazó con la llegada del Parque Nacional del Café, en materia turística en el departamento del Quindío. Son 20 años, como el principal impulsor económico, además de promover un sin número de fincas y empresarios que con hospitalidad albergan al visitante.  

  • parque
  • lucro
  • perteneciente

  Continúa Leyendo




Powered by