La docencia, una profesión de admirar

1/1

Todas las profesiones son de destacar y valorar puesto que en conjunto contribuyen al desarrollo social, económico, cultural, financiero, científico, físico y político de la sociedad. Aún así, ser docente es un ejercicio que implica una gran responsabilidad puesto que a diario luchan en pro de la formación intelectual y en valores con niños, niñas, jóvenes.


Existen muchas carreras pero no todos tiene la vocación, capacidad, paciencia para educar a estudiantes de escuelas, colegios y universidades. Bastará la cátedra y la metodología pero no se garantiza una formación humana y esto es lo que más proyectan los docentes de hoy en día. Se enfocan no solo en enseñar conocimiento básico y especializado de temas en específico sino que desbordan todo ello en busca de fortalecerlos como seres humanos, dignos y capaces de desarrollar todas sus habilidades.

Un buen educador es aquel que entrega todo en el aula y reconoce la importancia de su figura en el desarrollo cognitivo y social de sus educandos. La excelencia del docente depende de muchos factores, pero por sobre todo los humanos. El brindar confianza y seguridad a sus métodos de enseñanza en un aula de clases son esenciales para incentivar al maestro.No es lo mismo tener un profesional aburrido y sin vocación que un egresado apasionado, con ganas de enseñar y aprender cada día más. La actitud cuenta y es algo que los alumnos notan a simple vista.


A lo anterior se le debe sumar un acompañamiento administrativo y gubernamental que deberá garantizar estabilidad, herramientas y condiciones de trabajo. Esto se logra a su vez regulando adecuadamente la formación inicial de profesores, utilizando criterios de calidad serios.
La docencia es una tarea intelectual compleja, que implica una responsabilidad profesional y enfrenta retos constantes. La docencia requiere entonces saberes disciplinarios y pedagógicos, disposición, compromiso, creatividad y pasión.

 

Proyecciones en la formación Todo buen docente debe tener vocación, pues solo así podrá brindar amor a su profesión. La formación del docente en el siglo XXI, es un reto producto de la volatilidad de los nuevos desafíos y desarrollo que se experimenta en el mundo científico y tecnológico.La formación y la capacitación de nuevos saberes y la adaptación a la tecnología es una de forma estratégica que el docente de hoy debe asumir como herramienta útil para asumir los cambios y transformaciones que se experimenta en este sector educativo.

La responsabilidad del docente en la formación de los educandos esta vinculada con el desarrollo del país, casos se han de evidenciar en los que el Estado no ha hecho su debido acompañamiento y cambios importantes para cumplir con su parte del compromiso de la formación de los nuevos ciudadanos.


Es de anotar también que muchos padres, dejan a sus hijos en depósitos humanos llamados escuelas, donde asumen que es la obligación del docente, formarlos, cuidarlos y velar por su seguridad, si cometen un error, aparecen los padres para reclamar ”derechos”, no viendo que niños solos quedan a merced de una institución que va a formarlos y el docente es el siempre criticado, los hijos son perfectos, los docentes son imperfectos, es lo que entre líneas piensan los padres.

 

Docentes de Risaralda
La educación no solo deben visualizarse como un ejercicio simple por el que pasan los seres humanos para su formación, sino que deben tener claro la invaluable labor que hacen aportando a un desarrollo de características y habilidades que posibilita una calidad y estabilidad en la vida.
A todos los educadores y educadoras del departamento se les hace un reconocimiento especial y de agradecimiento por la ardua labor que llevan a cabo en las diferentes instituciones de formación, las cuales marcan un hito importante en el desarrollo de Risaralda.
Un departamento que ha demostrado calidad en la formación y esto queda demostrado no solo a nivel regional sino nacional y hasta internacional.
El reto será continuar con el compromiso latente de ofrecer la mejor educación a quienes se les considera el futuro del país.

 

Los docentes deben estar comprometidos con su rol, y deben ser modelo para convertir los centros educativos en lugares de auténticos aprendizajes, formación, trabajo, participación y construcción.

  • desarrollo
  • docentes
  • temas

  Continúa Leyendo




Powered by