A la mesa con Sofía, Un buen sartén y un par de cosas más


Sofía Gaviria

Un buen sartén y un par de cosas más

Cuando la semana pasada me di cuenta de que la vida de mi sartén antiadherente había llegado a su fin, me puse en la tarea de investigar cuales eran las tiendas de implementos de cocina mejor surtidas. Quería reemplazar mi sartén por un buen ejemplar de fondo grueso y pesado, que me sirviera para la tarea de evaporar un litro de leche hasta volverla sólida.  Esto para una receta que compartiré próximamente.

Sin duda, en Bogotá son muchas las tiendas que se pelean por el primer puesto, pero después de recorrer todas las que pude recorrer, llegué a la conclusión de que hay una cadena, que todo cocinero debería visitar.  Se trata de los puntos de venta de Imusa, desparramados estratégicamente en varios lugares del país.


Imusa representa en Colombia a los fabricantes de la línea de ollas e implementos franceses TEFAL.  De antemano quiero recalcar que no todo lo que fabrica TEFAL es de gran calidad.  Pero algunas de las ollas y sartenes de la línea diseñada para usar con estufas de inducción son una valiosa adición a cualquier cocina bien equipada.


Hace ya unos años que cuento con un sartén para  crepes, que funciona incluso mejor que los clásicos hechos de hierro, que necesitan curarse y cuidar bien para evitar que se oxiden y sea necesario volverlos a curar.  TEFAL fabrica varias líneas de ollas y sartenes, y entre las que vienen con recubrimiento antiadherente, las que están diseñada para usarse en estufas de inducción son las que valen la pena. 

Las otras están fabricadas con materiales que no han sido diseñadas para durar. La lámina con la que están construidas es delgada y la dis tribución del calor no es uniforme.Esta fábrica produce además una línea de ollas y sartenes hechos en acero inoxidable que aún no he utilizado, pero que parecen bien hechas y si usted busca montar su cocina por primera vez, vale la pena tomarlas en consideración. La que si puedo recomendar es la olla de presión en acero inoxidable, que tengo desde hace cerca de cinco años.  Es fácil de usar, sumamente segura y una de mis ollas favoritas para cocinar fríjoles.


Cuando ya había escogido el sartén de mis sueños, me detuve largamente ante la pared en la que estaban colgadas varias decenas de implementos, también fabricados por TEFAL.  Cucharas para revolver, cucharones para sacar líquidos de la olla, espátulas, espumaderas, batidores de globo, peladores, prensadores de ajo (no tengo uno de estos aparatos porque prefiero el ajo picado con cuchillo), pinzas y ralladores.  En este departamento hay tres líneas diferentes. 

La primera, fabricada enteramente en nylon o nylon y acero.  La segunda, de nylon con silicona y acero, y la tercera de silicona y acero.  Recomiendo las últimas dos opciones porque tienen gran durabilidad. Vale la pena hacerse a un rallador de nueva generación, que produce escamas de queso o de zanahoria, de una finura casi translúcida.  Absolutamente esencial, también, para obtener  ralladura de cítricos.
                               
sofia.gaviria@gmail.com

  • semana
  • vida
  • sartén

Powered by