La inseguridad azota a los taxistas

1/1

Un miembro del gremio de conductores de taxi del área metropolitana se convirtió en otra víctima mortal de la delincuencia común que opera en esta región.

 

En un hecho violento registrado empezando la noche del miércoles en zona rural del municipio de Dosquebradas, fue asesinado José Olimpo Ortega Fajardo, de 59 años de edad quien se encontraba a bordo de un vehículo de servicio público, en el cual al parecer estaba prestando un servicio a su propio victimario.

 

De acuerdo con las autoridades, el crimen del taxista ocurrió en la vereda Filo Bonito alrededor de las 8:00 de la noche, donde fue atacado con arma blanca por un desconocido que huyó del lugar, presuntamente después de atracar al ciudadano.

 

Según se conoció, a la hora mencionada Ortega Fajardo, herido de gravedad, llegó hasta la portada de una finca del sector pidiendo ayuda. Cuentan las personas que viven allí, que ya estaban acostados cuando escucharon afuera un murmullo, un joven salió a verificar de qué se trataba y vio en la portada a una persona, pero sintió miedo de arrimarse, entonces desde el corredor de la casa le preguntó qué le sucedía, “ayúdeme que me atracaron”, después de murmurar estas palabras se desplomó.

 

De inmediato llamaron a los bomberos quienes llegaron al sitio, sin embargo el conductor ya estaba muerto, por lo que debieron llamar a la autoridad competente para que adelantara la diligencia de levantamiento del cuerpo.

 

Última carrera

De acuerdo con lo que se ha podido establecer, las 7:30 de la noche, Olimpo llevó a su hija y al yerno a su vivienda en La Pradera, les dijo que iba a seguir laborando, pues hacía turno de 12 horas al día en su taxi; media hora después de dejarlos allí, recibieron una llamada en la que les informaban sobre el crimen de su padre. 

 

Los familiares creen que el delincuente que le quitó la vida tomó la carrera en este mismo sector y es probable que bajo amenazas lo haya llevado hasta la zona donde lo encontraron; varios taxistas dicen que a este sector tan solo no se meten y menos sin el apoyo de sus compañeros.

 

No resistió

Ortega Fajardo cayó muerto en la entrada a una finca, pero su taxi de placas TJQ 877  quedó 400 metros más arriba, el conductor, después de ser herido en su cuello con arma blanca, caminó todo este trayecto intentado buscar ayuda, pero el sector es desolado y lo único que encontró fue la casa donde se desplomó. 

 

Que no quede impune

Familiares y el gremio de taxistas piden que la muerte de don Olimpo no quede impune, que las autoridades se apropien del caso y sigan las investigaciones, pues al parecer las personas que realizaron estos hechos tomaron el taxi en La Pradera.

 

Pensionado

José Olimpo, natural de Mocoa, Putumayo pero radicado desde muy joven en Risaralda, era un pensionado de la Policía Nacional, casado y era padre de 3 hijos. Fuera de trabajar como taxista, le gustaba hacer ejercicio, trotar y participar de la ciclovía. 

 

Siempre salía de su residencia a las 6:30 de la mañana y trabajaba las 8 o 10 de la noche. 

  • pereira
  • risaralda
  • noticias
  • eje cafetero

  Continúa Leyendo




Powered by