Un menor de edad fue el asesino

1/1

Los diferentes hechos de sangre registrados en los últimos días en el municipio de Dosquebradas tienen alarmada a la población que se siente cada vez más insegura.

 

La muerte violenta del sargento Manuel Alberto Acevedo Ceballos, ocurrida al iniciar la noche del lunes festivo, a manos de un delincuente menor de edad y de nacionalidad venezolana; prendió las alarmas entre la ciudadanía y a gritos piden que la localidad sea militarizada en su totalidad.

 

Entre las voces de repudio generadas a raíz del hecho, está la del concejal Miguel Ángel Rave, quien se refirió la situación de inseguridad que se vive en el municipio, advirtiendo que de no ponerle atención rápida, se va a convertir en una bomba de tiempo.

 

Militarizar

“Esto ya tocó límite, si le roban el arma a un policía y con ella lo matan, ¿qué podremos esperar los ciudadanos del común que no estamos armados?, fue el interrogante del corporado que a su vez hizo un llamado al alcalde, a la secretaría de Gobierno y al mismo comandante de la Policía Metropolitana para que se disponga de ese grupo especial que tiene la institución armada para enfrentar estas problemáticas, “pido que se militarice a Dosquebradas a lo largo y ancho, incluyendo la zona rural”, enfatizó el concejal Rave.

 

Lo desarmaron

El intendente, oriundo del municipio de Dosquebradas, salió de su casa ubicada en el barrio Playa Rica a recibir su turno; en el CAI del Viaducto permaneció toda la tarde en compañía de dos auxiliares y a las 8:20 p.m. se vio sorprendido por un joven al parecer drogado que llegó con la intención de robarle el arma de dotación. 

 

El muchacho de nacionalidad venezolana aprovechó que el uniformados tenía las manos ocupadas sacando unos elementos de la patrulla, el intendente Acevedo intentó evitar que el delincuente se llevara la pistola, así que entre ellos hubo un forcejeo y como resultado, el policía recibió varios impactos en la frente, en el cuello, espalda, pecho y brazos.

 

Al ver al uniformado en el suelo y herido de muerte, el joven se lanzó por el barranco con rumbo a San Judas, aún con el arma en la mano y disparando para evitar que lo siguieran.

 

Los auxiliares, que no portan armas de fuego, pidieron ayuda y fue así como un patrullero del grupo de protección de la Policía de Risaralda, escolta del alcalde del municipio de La Celia, se percató de lo ocurrido y ante el señalamiento de los auxiliares inició la persecución.

 

Entre el policía y el homicida del uniformado se produjo un intercambio de disparos y este último resultó herido en la pierna y el brazo derecho; el menor arrojó el arma en la maleza y trató de esconderse pero la policía siguió el rastros de sangre e integrantes del Grupo Goes lo capturaron. 

 

Aceptó cargos

El homicida del Intendente Manuel Alberto Acevedo Ceballos, quien fue presentado en audiencia, aceptó los cargos de tráfico y fabricación de armas de uso privativo de las Fuerzas Militares, Homicidio agravado y hurto calificado, imputados por la Fiscalía. Fue enviado al Marceliano Ossa. De acuerdo con las autoridades, el presunto responsable del crimen contra el uniformado, tiene 17 años de edad, al parecer es oriundo del Estado Táchira y hace apenas 3 meses estaba en esta región.

  • pereira
  • risaralda
  • noticias
  • eje cafetero

Powered by