Catedral de Manizales, monumento de amor y de historias

1/2

Ángel María Ocampo Cardona*

Los historiadores Albeiro Valencia Llano y Monseñor Horacio Gómez Orozco le han hecho un nuevo regalo a la ciudad de Manizales: La historia de la Catedral Basílica Metropolitana de Manizales, entregada en 12 fascículos por el Diario La Patria, bajo el título de “Un Monumento de Amor y de Historias”. En esta obra los autores le ofrecen al lector un recorrido por la historia de Manizales, mostrando las dificultades que padecieron las familias que llegaron de diferentes lugares de Antioquia, para establecerse en medio de la difícil selva, hasta levantar un caserío alrededor de una capilla.


El Arzobispo de Manizales, Monseñor Gonzalo Restrepo Restrepo presenta esta obra en los siguientes términos: “Mientras se desarrollan el pueblo y la región, se levantan nuevos templos, se creó la Diócesis de Manizales y se construyó la primera catedral que destruyó el incendio de 1926. Sobre sus cenizas, una generación de manizaleños y caldenses levantó la hermosa Catedral Basílica de Manizales, un verdadero tesoro, un icono, un patrimonio que nos pertenece a todos”.


Los títulos de los 12 fascículos de la obra en mención, permiten dar una idea del panorama global de la historia de Manizales, narrada alrededor del eje temático de su Catedral: Colonización y Fundación de la aldea de Manizales; Sin templo no hay pueblo; La arriería, el segundo templo y las guerras; La Diócesis de Manizales y la creación del Departamento, La Edad de Oro de Manizales, Los desastrosos incendios; Una Catedral en el espinazo de la cordillera; Etapas de la construccion y la nueva ciudad; Un monumento artistico; Arte, luz y espiritualidad; Los nuevos terremotos; y La Catedral, patrimonio espiritual y material de un pueblo. Obras como esta, deberían editarse en cada uno de los municipios de la región caldense, pues alrededor de la historia de cada templo religioso, se ha tejido la historia social, económica, cultural y política de cada subregión y localidad.


Albeiro Valencia Llano, el primero de los autores, es historiador profesional con doctorado en historia de una universidad de Moscú, Miembro de la Academia Colombiana de Historia, de la Academia Colombiana de Historia Eclesiástica, de la Academia Caldense de Historia, de la Asociación Nacional de Historiadores y de la Red de Historiadores Regionales y Locales –Historelo-.
Monseñor Horacio Gómez Orozco, el segundo autor, es miembro de la Academia Colombiana de Historia Eclesiástica, de la Academia Caldense de Historia y Vicario Episcopal para la Pastoral de la Cultura en la Arquidiócesis de Manizales.

* Presidente de la Academia Caldense de Historia

  • hecho
  • nuevo
  • historia

Powered by