Los embera-chamí: de invadidos a invasores

1/2

Víctor Zuluaga Gómez

Hace ya varios años recibí una invitación para tener un encuentro con un líder indígena de Riosucio, específicamente del Resguardo de San Lorenzo, el antropólogo Luis Guillermo Vasco y otros profesores de la Universidad Nacional, a realizarse en la ciudad de Bogotá.


El objetivo era discutir sobre la posibilidad de ofrecer a los bachilleres indígenas de Riosucio, una licenciatura para el ejercicio docente. Yo había propuesto, desde la Decanatura de la Facultad de Ciencias de la Educación al Ministerio, una Licenciatura, cuyos ejes temáticos fueron discutidos con los maestros bachilleres de Mistrató y Pueblo Rico y ella se desarrolló con resultados positivos en la medida que sus programas consultaban las necesidades de la comunidad indígena.

Posición de Guillermo Vasco

Cuando se me preguntó en la reunión si la Universidad Tecnológica estaría dispuesta a ofrecer una Licenciatura para los indígenas de Riosucio, respondí que desde luego, haciendo unas modificaciones, en la medida que se trataba de comunidades diferentes. El antropólogo Vasco no estuvo de acuerdo con mi propuesta porque consideraba que los pueblos indígenas tenían la suficiente madurez para ofrecer, sin el respaldo de una Universidad, estudios superiores, basados en sus saberes ancestrales. De alguna manera ello quería decir que el desarrollo de la Ciencia Occidental, no tenía cabido en el plan de estudios propuesto por él.


Le planteé entonces al líder indígena que en la medida que eran dos propuestas diferentes bien difíciles de conciliar, las llevara al seno de la comunidad y se escucharan la opiniones de los maestros bachilleres. En efecto eso se hizo y el resultado fue un respaldo total a la propuesta que presenté por parte de la Universidad Tecnológica. Dicha Licenciatura se llevó a cabo en el sitio de San Lorenzo con unos muy buenos resultados.

La cuestión del idioma
Los indígenas embera-chamí  conservan su lengua nativa mientras que los grupos de los diferentes Resguardos de Riosucio, la perdieron. Eso llevó a que con cierta frecuencia, desde la Secretaría de Educación de Caldas se refirieran a los indígenas de Riosucio como simples campesinos porque ellos habían perdido las costumbres ancestrales y su lengua.

Entonces al antropólogo Luis Guillermo Vasco le propuso a las autoridades indígenas de Riosucio, que aprendieran la lengua embera, y tener con ello un argumento importante para ser reconocidos como indígenas. Cuando Vasco planteó esa propuesta, a los pocos meses fuimos invitados al Resguardo de San Lorenzo el Historiador Albeiro Valencia y yo, para hacer una especie de conversatorio con los líderes de la comunidad de San Lorenzo.

Los gobernadores verdales indígenas quedaron desconcertados cuando les planteé que los indígenas de San Lorenzo era oriundos del Valle del río Arma, que coincide con el límite entre el actual sus de Antioquia y Caldas. Esa es la razón por la cual fueron llamados por los españoles, “Armados”. También recibieron el nombre de “Sonsos”, seguramente por Sonsón, municipio de Antioquia que limita con Aguadas. De todas maneras es claro que los documentos prueban de una manera categórica que los indígenas de San Lorenzo no son emberas.


También añadí que los belgas fueron dominados por los franceses y les impusieron dicho idioma. Pero el hecho de que los belgas hablen el idioma francés no quiere decir que son de nacionalidad francesa.

Proyecto educativo en Riosucio

Todo indica que la propuesta de Luis Guillermo Vasco caló entre las comunidades indígenas y se han venido planteando proyectos para difundir y hacer circular en la escuela la lengua embera.Yo personalmente no he estado de acuerdo con dicho proyecto, que entre otras cosas no ha logrado avances significativos, de acuerdo con algunos líderes indígenas.

Por todo lo anterior quedé desconcertado con la aseveración que hace Alfredo Cardona Tobón en El Diario el día 1 de abril, refiriéndose a Merardo Trejos y la lengua Umbra. Dice al respecto “Nuestra ignorancia sobre los Umbra y el desinterés por la cultura precolombina ha permitido que los Embera-Chamíes tomen la representatividad de los verdaderos nativos de la región e impongan en alguna zonas una cultura que nada tiene que ver con nuestra historia. En consecuencia se está apoyando a unos recién llegados y se olvida a quienes por siempre han ocupado este territorio”.


Finalmente, yo diría lo siguiente: nuestra ignorancia sobre los embera-chamí y las recientes decisiones de los resguardos indígenas de Riosucio, han llevado a plantear que ha existido por parte de los embera-chamí, una imposición de la cual ellos han estado ausentes.

  • varios
  • profesores
  • docente

Powered by