Mauricio Antonio García Zapata, surrealista

1/3

Germán Ossa*

Un excelente artista nuestro que maneja un muy bajo perfil. Su sencillez es aterradora. No se imagina que lo que tiene producido y que anda por varias Galerías de Arte de este país, va a dejar profunda huella por la magnífica calidad de lo ideado y planteado.
 

 


Nacido en el barrio Cuba de Pereira, se ha radicado desde hace algunos años en el bello pueblo de Filandia, Quindío, y nos comenta que desde hace aproximadamente 20 años, se ha dedicado a trabajar la  técnica del óleo sobre lienzo y el carboncillo disuelto en aceite de linaza, con los que ha producido un centenar de obras que han asombrado a los más refinados galeristas de nuestra región y de importantes ciudades de este país que asombra con el arte a muchos del mundo.

 



Admira profundamente a los Maestros Pedro Pablo Picasso y Salvador Dalí, de quienes ha heredado la figuración fantástica y la composición un tanto surrealista, con sus significativos aportes de originalidad en el dibujo de sus propios fantasmas plásticos.

 

Su asombrosa sencillez lo han mantenido casi que en la clandestinidad, de ahí que le hemos insistido en que esa espectacular obra debe ser mostrada en muchas de las salas de arte que abundan en nuestra geografía colombiana, pues los cazadores de talentos que deambulan por nuestros territorios muy pronto podrían llevarse la sorpresa de encontrar en él, un nuevo y destacado hacedor de obras impresionantemente originales, únicas e irrepetibles.

 



Su dibujo es impecable, sus composiciones monocromáticas son extraordinarias, en ellas se detecta un trazo seguro, unas sombras y unas luces, perfectas y unos ambientes demasiado originales.
 

 


Su modestia lo lleva a sentir temor de hacer más grandes sus ideas, rendirse a los formatos que amenazan exigir los escrupulosos galeristas y el uso en ellos de otros colores que no ha tenido en cuenta cuando se ingenia sus originales temas, pero sus amigos le hemos animado a intentarlo y pronto le daremos a los amantes del arte, una verdadera sorpresa. Ya lo verán.

 


Su bella hija de 11 años, crece viéndole inventar una a una, sus bellas obras de arte. 

  • excelente
  • artista
  • maneja

  Continúa Leyendo




Powered by