Mujeres en embarazo pueden ser despedidas

1/1

 

Marcela Arboleda Arias - comunitaria@eldiario.com.co

 

Con el cambio en la jurisprudencia la Corte indica que si el empleador no tiene conocimiento del embarazo de su trabajadora y a ésta se le termina el contrato laboral, no puede alegar que su despido es por temas de discriminación y por tanto no aplica el fuero de maternidad (protección especial por su estado), ya que no avisó sobre su condición.

“A raíz de varias reclamaciones la Corte Constitucional realizó una sentencia de unificación en donde explica que si el empleador desconoce el embarazo de su empleada, y ésta es desvinculada de la empresa no obtendrá ningún beneficio como el fuero de maternidad, pues no notificó el hecho”, comentó William Alberto Giraldo Orozco, abogado especialista en derecho laboral y seguridad social, docente del programa de Derecho de la Universidad Andina. 

 

La legislación también aplica para aquellas mujeres que aún desconociendo su estado sean despedidas por un proceso disciplinario o sin justa causa, pues debieron avisar antes  que su contrato de trabajo terminara. Ahora bien, si el empleador sabe de su condición y es despedida, el Ministerio de Trabajo le obliga a pagarle la licencia de maternidad, más 60 días de indemnización y debe reintegrarla a su trabajo.

 

Finalmente, las mujeres deben avisar su estado a través de una notificación directa ya sea verbal (con pruebas como testigos, audios) o con el certificado médico que dé cuenta sobre su situación. De igual forma, en muchas ocasiones los empleadores se dan cuenta del embarazo por medio de los hechos notorios, es decir, los cambios evidentes en el cuerpo.

 

Cómo era la jurisprudencia

 

Antes del cambio de la jurisprudencia, el empleador debía pedir un permiso especial ante el Ministerio de Trabajo si deseaba despedir a una mujer en embarazo por justa causa. Sin embargo, así la causal fuera justificada ante el inspector de trabajo, el empleador debía pagar la seguridad social pertinente a la salud para que pudiera conseguir la licencia de maternidad. 

 

Así mismo, se presentaban situaciones en el que la mujer aparecía en embarazo dos o tres semanas después de que se le terminara su contrato por plazo fijo pactado. “No había lugar al reintegro ni al pago de los 60 días ni a la indemnización pero las empresas tenían que seguir cancelando lo concerniente a la seguridad social en salud para que lograra tener derecho a licencia de maternidad”, dijo el profesor del Programa de Derecho, William Alberto Giraldo.


Dato

Un punto positivo del cambio en la jurisprudencia es que se incentiva el empleo para las mujeres en estado fértil

 

  • pereira
  • risaralda
  • noticias
  • eje cafetero

  Continúa Leyendo




Powered by