¿Cómo saber si su perro está obeso?

1/1

Una manera sencilla de observar este problema es comprobar el rabo del perro; cuando éste es difícil de palpar es un signo de obesidad. También es frecuente que el abdomen presente aumento de grasa, dando aspecto de masa colgante.


Antes de someter al perro a una dieta, consulte un veterinario para que éste realice un exhaustivo control, comprobando que en realidad se trata de un problema de sobrepeso y descartar la presencia de enfermedades cardíacas, renales, retención de fluidos, etc.

Tratamiento

Lo más importante es tener conocimiento que el tratamiento es necesario y que su mascota será mucho más feliz cuando reduzca su excesivo peso.

Debe reducir la ingestión de calorías y aumentar el ejercicio físico. No es bueno aplicar un tratamiento, a no ser que el veterinario confirme la necesidad de ello.


No debe reducir drásticamente de peso; aproximadamente necesitará, dependiendo del peso del animal, de dos a cuatro meses para conseguir un peso ideal. Durante esta etapa haga visitas al veterinario para que compruebe si el programa que esta haciendo es el adecuado.


La dieta para los caninos debe incluir: 

Reducción de calorías, con una alimentación baja en calorías y alta en fibra.


Evitar que el perro esté presente cuando se está cocinando o cuando el resto de la familia esté comiendo.

No mezclar la alimentación del perro obeso con la alimentación de otros perros.


Realizar ejercicios físicos regulares pero nunca violentos o excesivos.


Controlar la pérdida de peso, reflejando en una gráfica las valoraciones, por lo menos una vez a la semana.


De su persistencia dependerá que el perro alcance un peso que le permita llevar una vida más sana, favoreciendo su relación con los demás perros.

  • sencilla
  • perro
  • aumento

Powered by