Diálogo social


Rubén Darío Franco Narváez

El nuevo presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, está demostrando una férrea decisión de desarrollar plenamente, y con adiciones favorables, su programa de gobierno difundido durante su nutrida campaña.


Una de sus últimos anuncios, en reunión sostenida con el actual Defensor del Pueblo -Carlos Alfonso Negret-, es desplegar en toda su magnitud el “Diálogo Social” para buscar soluciones de fondo a los diferentes problemas que se presenten en todo el territorio nacional, relegando  a un segunda instancia el conocido mecanismo de protesta que consagra el artículo 37 de la Constitución Colombiana.

El nuevo Ministro de Defensa, Guillermo Botero Nieto, identificado plenamente con las conversaciones formales, apoya el propósito del mandatario y expresa: “Respetamos la protesta social pero también creemos que ésta debe ser ordenada y que represente los intereses de todos los colombianos y no sólo de un pequeño grupo”.


Consciente de las ventajas democráticas, Iván Duque, reconoce la legitimidad de la protesta, pero aspira en adelantarse a la misma, con “un diálogo social fraterno, sincero y orientada hacia mejores políticas públicas para las comunidades”, evidenciando su compromiso en defensa de los derechos humanos, protección de líderes colectivos y por la unidad de los colombianos.


A muchos empresarios les causa extrañeza que, en la agonía de actual gobierno, se expida el Protocolo de Protesta Social en Colombia, sin haber sido discutido en el Congreso, incentivando un ambiente favorable para la misma. Aunque se rescata la coordinación entre la sociedad, autoridades y Policía Nacional para el desarrollo de las protestas sociales, con tres instancias: Mesa de seguimiento, Puesto de Mando Unificado (PMU) y Comisiones de Verificación de la Sociedad Civil (CV).

Vale la pena citar  que la Ley 1801 del Nuevo Código de Policía regula el comportamiento social, dando poder a la Policía Nacional para limitar las protestas sociales. Pero, con la expedición del Protocolo de Protesta Social en Colombia, queda en aire, sin piso, la libertad de las manifestaciones públicas.


En buen juicio, celebro la buena intención del presidente Iván Duque de utilizar el “Diálogo Social” en todo el territorio colombiano, buscando el sano entendimiento, la equidad, la concertación en la solución de problemas y la convivencia armónica de los cincuenta millones de habitantes de nuestro país.
 

  • pereira
  • risaralda
  • noticias
  • eje cafetero

  Continúa Leyendo




Powered by