Eco, Con la fuerza de la costumbre


Gonzalo Uribe Palacio

Con la fuerza de la costumbre de escribir una columna de opinión para que sea publicada  determinado día de la semana, ataco, literalmente, el tema que escogí para hoy.
Elecciones presidenciales.
Perdónenme por favor: me equivoco.


No puedo, no es correcto, hablar en plural sobre algo tan singular, tan único, como la escogencia del próximo presidente de Colombia, doctor Iván Duque.
Me equivoco otra vez:
El próximo presidente de Colombia, ya fue escogido.

Lucirá la banda presidencial y ocupará el solio de Bolívar, el doctor Iván Duque.Y gobernará y hará trizas hasta el último átomo de ignominia, de bellaquería, de impunidad, de cinismo, de ladronería virtual, de robos físicos, a la vista.Reficar, Santurbán, Isagen, la Ruta del Sol, los puentes que por mal calculados para que el serrucho alcance, se rompan y maten.


Y se robó un período presidencial y el otro… también.
Y se está metiendo al bolsillo el mal negocio de la Casa Colombia en Berlín.
Y todo lo que toca y todo lo que mira, se daña, se rompe, se prostituye.


Y dicen y yo lo creo, que durante las eternas jugarretas, se vanagloria de su suerte de tahúr.
La juventud y la fortaleza de los cuarenta y pico de años del doctor Duque van a recibir una prueba de fuego: la herencia purulenta del cínico Muisca.

El estallar del Nobel, la condena por el robo del plebiscito; Prieto en la cárcel como si fuera el beneficiado de la trama Odebrech y el premio mayor, el que deberá nutrir su ambición: el tesoro del Galeón San José.


Es tan borrascosa y sucia la riada que precede al Muisca y sus Serpas y sus costeñoños y sus Roy y sus Humberto de la Trocha y su generalito Naranjo y su generalito Mejía y nadie sabe, nadie dice, hasta hoy, cómo irá en los negocios de Márquez y de Santrich; es tan furiosa la acusadora riada que solo un pollo espolón la navega y la convierte en suave brisa.

  • pereira
  • risaralda
  • noticias
  • eje cafetero

  Continúa Leyendo




Powered by