En primera vuelta


Francisco Castro

Primera vuelta es el único y perentorio mensaje salido de las huestes de la campaña presidencial Iván Duque-Martha Lucía Ramírez. La confianza en el trabajo y la solidez del mensaje que a diario entregan a la opinión pública, es la garantía del triunfo. Alentador saber que se tienen confianza al condensar los 160 puntos que sirven de savia del programa de gobierno a ejecutar de ser elegidos el próximo 27 de mayo en primera vuelta.


Primera vuelta es un mensaje nacional que en Risaralda se copia por los miles de afectos a estas candidaturas, salidas en comienzo de sus partidos: Centro Democrático, amigos de Ordóñez y conservatismo independiente, siendo este la expresión viva de las bases conservadoras que no obedecen la disciplina para perros implantada por quienes ostentan las credenciales del partido: senador Merheg y representante Rivera.

A los contratistas y funcionarios del orden nacional, departamental y municipal, se les condiciona su continuidad laboral, a cambio de votar por Vargas Lleras. Constreñir la voluntad de participar libremente en la contienda electoral es un delito sancionable. A los funcionarios hay que dejarlos en libertad de participar en la escogencia del futuro gobernante. Ir en contravía de esta voluntad, es castrar su conciencia como la tienen sus jefes políticos.


En este debate electoral está en juego dos estilos de hacer política, el de la libertad de opinión, y el de la maquinaria con el campeón a la vista- Vargas Lleras. Suyo fue arrumar a sus pies a toda la gleba política de Cambio radical, la “U”, conservadores “mermelados”, políticos cuestionados: Benedetti, Roy Barreras, Musa Besaile, “ñoñomania”, Hugo Agilar, García zucardi, Edgar Ulises Torres, Kiko Gómez, Odín Sánchez- etc.


En Risaralda la campaña Duque-Martha Lucía va viento en popa. Dirigida por Amparo Lucía Vega, César Giraldo y Michel Kafruni, a nombre de los partidos que respaldaron la consulta el 11 de marzo, con un mensaje para los risaraldenses, de confianza en la esperanza de un nuevo amanecer el 27 de mayo. Dos propuestas de gobierno están en juego, el populismo de Petro, versus la república de Duque-Martha Lucía.

Las descalificaciones personales deben cancelarse para darle paso a soluciones y no agresiones- Duque-Martha Lucía. La demagogia y el populismo hay que cambiarlo por la construcción y no destrucción por ser el futuro de todos replican, una patria llena de oportunidades en procura del sueño de un crecimiento económico con opción laboral. El debate no debe girar sobre Uribe y Santos, la patria está por encima de ellos. El debate debe girar sobre la visión de país.


Lamentable la renuncia de la única mujer en liza -Vivian Morales-. Representa un sólido bastión ético, como la oportunidad de que los colombianos pudiéramos ser gobernados por una mujer, de firmes convicciones morales afincada en su fe cristiana. Bienvenido su rescate por Duque-Martha Lucía, su afinidad con el principio cristiano de defensa de la familia los acerca. Un acuerdo sobre lo fundamental diría Álvaro Gómez.


Están dadas las condiciones para que los colombianos le entreguemos el báculo presidencial en primera vuelta a Iván Duque-Martha Lucía, binomio con sana visión de país, de libertades plenas, de creatividad individual y libre mercado. Economía naranja. Evitemos despilfarrar 250 mil millones que cuesta la segunda vuelta.

  • pereira
  • risaralda
  • noticias
  • eje cafetero

Powered by