Herejías, A título personal


Juan Manuel Buitrago

A título personal ( lo dice un anciano que nunca fue fanático) deseoque quien resulte elegido no cumpla sus promesas actuales sino las que hacía antes del 27 de mayo. Me encantaría si la derecha vuelve trizas el espantoso acuerdo con secuestradores irredentos o aplaudiría si la izquierdaconvoca una constituyente para cambiar las muchas sugerencias que tiene el articulado de la Constitución del 91 por unos pocos mandatos concretos factibles.


Galán le impidió a López Michelsen intentar en un segundo mandato las reformas que no hizo en su primero y Fajardo le impedirá a Colombia dar un salto para vincularse oportunamente al capitalismo del siglo XXI ( Petro se demoró demasiado para no decir socialismo cuando debía decir capitalismo yaclarar que lo urgente es cambiar formas feudales e intervenir servicios privatizados inficientes usando auditorías modernas ) Hace 100 años el famosísimo Uribe Uribe se alió con los conservadores sectarios para impedir la continuación del experimento de toleranciaque había iniciado Carlos E, Restrepo. Colombia no cambia y seguiremos “con la ollita de arroz en bajo” según afortunada metáfora de un cantante popular. Somos incapaces de cambiar de un tajo la estructura social heredada de la Colonia.

Los deportistas colombianos superaron a los del Brasil y quedaron campeones en los juegos Suramericanos. El deporte nos recuerda que no es ciertoque todos somos iguales. Unos nacen mejor dotados que otros y tan solo habrá paz duradera cuando cada quien reconozca que es natural que hayaprimeros y segundos. Lo fundamental es quelas reglas de la competenciapara llegar a ser el primero sean equitativas y que los dueños de los bienes terrenalesacepten que el ecosistema donde habitandebe ser compartido respetuosamentecon sus congéneres desprovistos de ellos.

Duque no ha sido contundente para asegurar que así como no permitiría a los pobres ponerse el país de ruana tampoco va a permitir que los ricos sigan haciendo lo que les dé la ganamanipulando educación superior, banca y comercio monopolizadode unos serviciosde consumo colectivo que deberían ser estatales.


 Martha Lucía Ramírezpuede disentir del eventual presidente sin temor a perder el puesto. Debería empezar a hacerse oír ya en la conformación de los equipos para un futuro gobierno innovador pues la supuesta coalición de la derecha ( donde los godos empiezan a sentirse usados como ganchos ciegos ) se ha ido desdibujando a partir del triunfalismo rampante surgido tras la primera vuelta y es ahora un selecto grupo de amigos bogotanos ausentes en la batalla contra el referendo santista el que saca pecho en la guardia pretoriana del candidato.

  • pereira
  • risaralda
  • noticias
  • eje cafetero

Powered by