Por que votaré por Sergio Fajardo


Fabio Castaño Molina

A Sergio Fajardo lo tildan de falto de carácter dizque porque no es claro en algunas de sus propuestas, como la posición que adoptará en torno al acuerdo de paz suscrito por el actual gobierno Santos. Sostienen sus contradictores que son muy tibias sus posiciones en torno a temas álgidos como el de la reformas que con urgencia requieren sectores como la justicia, la salud y la generación de empleo, entre otros.

 

Nada más falto de verdad que esos cuestionamientos en torno a un candidato que brilla con luz propia por no estar inmerso en ese ambiente de clientelismo y de corrupción, que rodea a la mayoría de los otros aspirantes a la Casa de Nariño, respaldados por la vieja y tradicional clase política que funciona solo si es aceitada por la “mermelada” o la concesión de cargos, como las tan anheladas y rentables notarías. 


Si algo tiene Fajardo es carácter y de ello da cuenta con sus bien elaboradas propuestas de gobierno al aclarar que no cree en las ideologías que le ponen un marco rígido a todas las discusiones: Es un hombre que cree en los principios y que no habla de ideologías de izquierda o derecha, como las que pregonan Santistas y Uribistas, porque está seguro que ese eje para entender la política actual, es anacrónico.
 

Es tajante al considerar que son los principios los que determinan la forma de entender la política, el paso inicial para marcar el terreno de acción. Después, la definición clara de los problemas que se quieren resolver.


La huella de Fajardo en su actuar público como gobernador de Antioquia y alcalde de Medellín, es clara y contundente: Se fundamenta en un modelo ciudadano de gestión pública que en oposición al modelo clientelista tradicional, es transparente y rinde cuentas acerca de las acciones realizadas para alcanzar las metas y propósitos colectivos del desarrollo.


Por primera vez Colombia tendrá un proyecto de país que nos convoque a todos, en caso de Fajardo ganar las elecciones, pues tiene la educación como motor de la transformación de Colombia.
 

En materia de desarrollo económico, Fajardo pretende invertir en educación, ciencia y cultura, los cerca de 9 billones que la corrupción cada año le roba al país. Sin duda, se trata de un candidato atípico que merece ser ungido con nuestro voto el próximo 27 de mayo y el que como un verdadero líder, inspira a sus seguidores.


Es la fuerza de la esperanza, como lo expresa su lema de campaña, y un convencido, como ya lo ha demostrado, que un profesor es el mejor inquilino que puede tener el palacio presidencial, pues tiene como muy claro que con la educación, todo se puede.

www.destinocafe.com

  • pereira
  • risaralda
  • noticias
  • eje cafetero

Powered by