Se calienta el ambiente electoral en el país

1/2



A escasos nueve días de las elecciones el ambiente electoral se pone tenso por cuenta de la publicación de una investigación realizada por la Fundación Paz & Reconciliación, Pares, titulada “Así se roban las elecciones”, donde de manera detallada cuentan diferentes denuncias recibidas a nivel nacional en las que se evidencian irregularidades en los comicios legislativos del pasado 11 de marzo.

De acuerdo con Pares, los resultados de la investigación plantean que se trataría de un fraude electoral que pudo haber modificado entre el 10 % y el 20 % del Congreso de la República. 

“La fundación encuentra con preocupación que las irregularidades relacionadas con el sistema electoral están presentándose en ocasión de la coyuntura y desde comicios anteriores, como se evidenció con el partido MIRA en 2014. A esto se suma el hecho de que las capacidades de la Registraduría parecen no ser suficientes para garantizar el cumplimiento de sus funciones, la transparencia en las elecciones y en sus contratos”, señala la investigación, liderada por el director y subdirector de Pares, León Valencia Agudelo y Ariel Fernando Ávila, dos reconocidos analistas políticos y líderes de opinión.

Más detalles

La investigación de la Fundación Paz & Reconciliación señala que para los recientes comicios la Registraduría contrató con la empresa Thomas Greg & Sons la protección y cuidado de los formularios E-11 que se usaron para las consultas interpartidistas que ganaron Gustavo Petro e Iván Duque.

Dichos formularios apenas fueron destruidos la semana del 7 de mayo gracias a la intervención de la Procuraduría y la Misión de Observación Electoral, MOE, debido a que la información que contenían podría significar un riesgo a la identidad del votante, su preferencia política, el derecho a la intimidad, el voto secreto y el habeas data. 

“Lo más preocupante de esta situación es que los E-11 fueron destruidos dos meses después de realizadas las votaciones, lo que significó un riesgo inevitable en el uso y el acceso de la información contenida ahí. Si la Registraduría cuenta con problemas para la destrucción de material electoral, es evidente que en problemas más complejos posiblemente no tenga las capacidades para darles manejo”, señala la investigación.

Y lo que parece ser más grave de todo, por lo que han tildado de que hay una mafia al interior de a Registraduría, es que según fuentes de la Fundación Pares “para los comicios del 11 de marzo se habrían cobrado hasta $2500 millones por candidato para manipular el sorteo de jurados de votación, modificar los puestos asignados o colar jurados a fines de un candidato en particular”.

Reacción del Registrador

El registrador nacional, Juan Carlos Galindo, le salió al corte a esta investigación de la cual señala que “es una falta de respeto que la fundación Paz y Reconciliación liderada por importantes analistas políticos entreguen a la opinión pública una investigación basada en indicios y supuestos”.

Galindo también dijo que “es una falta de respeto y lealtad con todos nosotros que se desconociera la respuesta que le di en su momento a la columna publicada en la revista Semana por Ariel Ávila y en la cual desvirtué las supuestas afirmaciones sobre un fraude electoral”.

Y dijo que más que una contribución proactiva a la reflexión serena sobre los cambios que requiere la organización electoral, “resulta absolutamente inoportuno cuando no ha culminado el proceso de Congreso de la República y estamos a dos semanas de elecciones presidenciales” el que salga a la luz esta investigación.

Candidatos presidenciales

Por los lados de los candidatos presidenciales, aunque al cierre de esta edición no había reacciones oficiales sobre esta investigación, el candidato Iván Duque, del Centro Democrático, se refirió a las garantías que debe haber para el 27 de mayo y pidió verificación internacional de la “mejor calidad”. 

“Aquí se necesita verificación internacional de la mejor calidad posible. Aquí necesitamos que el proceso electoral se surta con toda la transparencia y todas las garantías”, dijo Duque.

Es de recordarse que el tarjetón para las elecciones presidenciales no contará con el nuevo logo del candidato Gustavo Petro, porque al parecer, una funcionaría de la Registraduría ocultó el trámite de la modificación de dicho logo, a pesar de que la Comisión Nacional Electoral había aprobado este cambio en meses pasados.

De tal manera que con los últimos acontecimientos y la publicación de la investigación, el ambiente de cara a las elecciones se pone tenso y hay desconfianza de la ciudadanía.

El Diario consultó con los lectores si les genera confianza la Registraduría y así respondieron hasta el cierre de esta edición:
 





 

  • pereira
  • risaralda
  • noticias
  • eje cafetero

  Continúa Leyendo




Powered by