Ángela María Gómez

1/1

"El proyecto está dirigido a la primera infancia en unos espacios agradables donde uno se divierte y comparte con los niños los que nos enseñan cosas muy valiosas en la vida”.

 

Alrededor de 360 metros cuadrados de once instituciones educativas han sido intervenidas con la realización de murales que evidencian mensajes educativos, en desarrollo del proyecto Pinta Mi Escuela, que nació como una práctica universitaria y se ha  convirtiendo en todo un movimiento cultural y cívico. Esta iniciativa, que fue ideada por Ángela María Gómez Orozco cuando era estudiante de Diseño Gráfico de la Fundación Universitaria del Área Andina, ha convocado la participación de muchos voluntarios, desde diseñadores, productores y artistas, hasta decenas de estudiantes de planteles educativos del sector oficial.

 

¿Cómo nació este proyecto?

Pinta Mi Escuela surgió a raíz de un proyecto de práctica que diseñé en la universidad dado que para poderme graduar debía realizar un proyecto social. Empecé a hacer toda la producción con el apoyo de la universidad y al graduarme el proyecto comenzó con otras instituciones y otras fundaciones. Iniciamos en agosto de 2014 en las dos escuelitas de la zona de Cedralito Alto y Bajo en Santa Rosa de Cabal, dando talleres de ilustración, de trabajo en equipo y de motricidad y haciendo una socialización con los niños, artistas y talleristas para hacer un boceto del mural para cada institución. De ahí pasamos al proceso de pintura, utilizando aerosoles, brochas y pinceles, con el acompañamiento de artistas especializados en grafiti y otros que son más ilustradores pero les gusta la intervención a gran formato.

 

¿Y cómo esa práctica se volvió proyecto de vida?

Yo tengo un historial de trabajo con equipos de voluntarios en la universidad y me gustaba mucho la labor con la comunidad. El proyecto está dirigido a la primera infancia en unos espacios agradables donde uno se divierte y comparte con los niños los que nos enseñan cosas muy valiosas en la vida. Así que lo disfrutamos mucho y empezamos con la gestión de recursos para la adquisición de los materiales que necesitábamos, pero luego vimos que podíamos dar mucho más. Por ejemplo, podíamos dar talleres pedagógicos en diferentes áreas de la ilustración, jornadas educativas, recreativas y de acro-yoga, que es lo que vamos a implementar este año.

 

¿En este tiempo cuántas escuelas han intervenido?

Tenemos las dos de Cedralito Alto y Bajo, en el barrio El Plumón apoyamos el equipo de Ruta 4 en la intervención de la comunidad para el mejoramiento estético de la entrada al barrio, con la Fundación Canes participamos en el voluntariado con PintuCasa para la realización de un mural para niños con parálisis cerebral, en la Fundación Guardería San Francisco se hizo un mural en el patio de juegos, nos vinculamos al programa Tejiendo Paz de la Cámara de Comercio que se realizó en cinco instituciones: Pedro Pablo Bello de La Virginia, Héctor Ángel Arcila de La Florida, institución Manos Unidas  de Villa Santana, Institución Educativa La Villa y  el colegio Rafael Uribe Uribe. En algunos planteles, con pre-adolescentes trabajamos la temática del matoneo (bullyng) que se vive en los colegios y los estudiantes fueron los que eligieron, con total imparcialidad, los diseños de los murales

 

¿Tienen en proyecto intervenir otros planteles?

Están pendientes de intervención tres escuelas del sector sur de Santa Rosa de Cabal, las sede de Mangas, Planadas y Volcanes, así como la Institución Educativa La Siria.

 

¿De dónde obtienen los materiales para realizar este trabajo?

Hacemos una campaña de marketing en medios desarrollada por la agencia Abstract Laboratorio Creativo, en donde hago parte de producción de la agencia. Definimos los recursos que debemos conseguir, hacemos la producción del proyecto con un diseñador, la persona que trabaja en redes sociales, el camarógrafo y los pintores, visitamos los clientes, socializamos la campaña con la empresa privada que ha sido muy receptiva. En la campaña unimos la publicidad y el trabajo social y comunitario.

 

¿Quiénes acompañan este proyecto en calidad de diseñadores y artistas?

Muchas personas, entre diseñadores y artistas, han participado en este proyecto, como Julián Muñoz -Rojo R, Snare Galeano, Camilo Giraldo, Daniel Agudelo, Juan Pablo Otálvaro, Zeta Ce, Duber López, Juan Amarillo, Diego Castro, Federico Rueda y Daniel López, en fotografía hemos tenido el apoyo de Federica Segunda y Valentina Allan y en la producción de Gladys Orozco.

 

¿En el momento dónde están trabajando?

Estamos haciendo producción para un festival familiar y cultural donde vamos a involcurar teatro, acroyoga y grafiti en vivo, además tenemos varias escuelas pendientes de intervenir y también vamos a hacer jornadas de taller y lecto-escritura. La idea ahora es que la iniciativa Pinta Mi Escuela deje de ser un proyecto para convertirse en una fundación.

 

¿Este festival dónde se va a realizar?

El festival Tingo, Tingo, Tango se va a realizar el 7 de octubre en el Mall de Combia  donde se incluirá acroyoga, teatro clown, cuentería infantil, grafiti en vivo, pintacaritas, zona de picnic y camping y un taller de ilustración donde van a estar varios artistas. Esperamos contar con el orfanato ubicado en la vía a Combia para que que participen los niños, también tendremos el proyecto de yoga que dirige Juan Camilo Correa que trabaja con niños que están en situaciones difíciles y en condición de vulnerabilidad. Así vamos a integrar el proyecto social, con las artes, el teatro, la música y la recreación, ahí estamos trabajando en en alianza con Abstract Laboratorio Creativo, Female Power , Café Chapman 1936, Mountain Trips Colombia y Utosis Yoga.

 

¿Cada cuánto se realizará este festival? 

La idea es que este tipo de eventos se realicen en forma trimestral, es decir que para diciembre se haría el segundo en el momento de la navidad.

  • pereira
  • risaralda
  • noticias
  • eje cafetero

  Continúa Leyendo




Powered by