Cómo tener una lactancia materna exitosa

1/1

Los bebés deben alimentarse exclusivamente de leche materna durante los primeros seis meses de vida. Hacerlo trae beneficios para madre y recién nacido.

 

Del 1 al 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna en donde se trabaja para la promoción, protección e importancia de amamantar a los bebés. Este año se conmemoran los 26 años de dicha fecha y el tema adoptado por los organizadores es “Lactancia materna, fundamento de la vida”.


El objetivo principal de esta semana es resaltar los derechos de la primera infancia relacionados con la alimentación adecuada y saludable desde el inicio de la vida. Las secretarías de Salud de Risaralda y Pereira, hacen un llamado a las mujeres y hombres para conocer los beneficios que reciben los gestantes y las madres.  


El acto de amamantar ofrece varios beneficios como:
-Además de estrechar el vínculo entre la madre y el hijo por el contacto entre ambos, los bebés reciben los nutrientes necesarios para el crecimiento y desarrollo adecuado en los primeros meses de nacidos; las proteínas que contiene son indispensables para la etapa inicial, las grasas  son necesarias para el desarrollo neurológico y del cerebro.

-Durante los primeros meses de vida, la leche sale con un poco más de agua y azúcar, que satisface la necesidad de sed que tiene el bebé; los siguientes meses la leche se torna más espesa y con un mayor contenido de grasa, lo que le va a aportar más calorías.


-Factor protector: Los bebés que reciben lactancia materna exclusiva los protege contra el riesgo de desarrollar enfermedades como gripas, asma, neumonía, otitis, alergia, diarrea, desnutrición, sobrepeso, así como de otras enfermedades que se pueden presentar  en la edad adulta.

Previene de infecciones a los bebés, pues la leche materna contiene inmunoglobulinas que contribuyen al sistema inmunológico de los nacidos y le ayudan contra las infecciones y alergias, así como a prevenir episodios de diarrea

 

Favorece la salud de la madre

De acuerdo a la evidencia científica, a largo plazo las madres que amamantan  tienen menos posibilidades de desarrollar cáncer de seno y de ovarios, menor riesgo de hipertensión, depresión post parto, osteoporosis, especialmente en lactancia materna prolongadas.

-Si se comienza a amamantar al bebé dentro de la primera media hora de nacido ayuda a expulsar la placenta y disminuir el sangrado post parto, a la vez que se estrecha el contacto piel a piel para iniciar una lactancia temprana.

Desde la Alcaldía de Pereira con el liderazgo de la Secretaría de Salud Pública y Seguridad Social se realizan diversas acciones para promover, proteger y apoyar el acto de amamantar, con la conformación de grupos focales de la lactancia materna, salas amigas de la familia lactante en medio institucional y empresarial, consejerías, talleres sobre la importancia de la lactancia materna en diferentes sectores del municipio.


Cómo amamantar con éxito

Sin importar la postura la madre y el bebé deben estar cómodos y cumplir estos puntos:

La cabeza y el cuerpo del niño deben estar en línea recta.
La cara del bebé debe mirar el pecho, con la nariz frente al pezón.
Si el bebé es un recién nacido, la madre debe darle apoyo a las nalgas y no solo en la cabeza y hombros.

Posiciones

Sentada: Cuando desee amamantar estando sentada, es conveniente mantener la espalda recta y las rodillas ligeramente elevadas, con la cabeza del niño apoyadas en su antebrazo, no en el hueco del codo.

Acostada:  Los dos deben estar frente a frente; la cara del bebé frente al pecho. El estómago del bebé pegado al cuerpo de la madre.

 

Pezones sanos y buena leche

Es común que las madres primerizas se lastimen el pezón con facilidad los primeros días de amamantar. Para no tener afectación y además proporcionar buena leche al bebé, desde la Secretaria de Salud de Risaralda entregan recomendaciones. “La mayoría de los problemas con la lactancia materna se deben a malas posiciones, mal agarre y la combinación de ambos, los cuales debemos corregir”, aseguró Olga Lucía Hoyos, secretaria de Salud de Risaralda.

Agarre correcto:
Que buena parte de la boca del bebé cubra el pezón y aureola.
Los labios del bebé deben estar hacia afuera, para evitar el roce con la encía.
La barbilla del bebé debe rozar el seno.
Al  momento de alimentar al bebé, muévalo hacia el seno y no el seno hacía la boca del infante.


Consecuencias mala lactancia
Cuando el bebé solo agarra el pezón o está mal colocado, se producen  problemas como:
-Dolor y grietas en los pezones.
-No se estimula la producción de leche.
-El bebé queda con hambre
 

 


 

  • el diario
  • risaralda
  • region

  Continúa Leyendo




Powered by